TAIMY, FLORES EN EL JARDÍN

 

 

La alegría y el entusiasmo son dos fuentes de inspiración para Taimy Linares Rabalo, Habana 1978. Diagnosticada desde temprana edad con retraso mental severo y abandonada al poco tiempo por su padre, su madre volcó todas sus energías para subvertir cualquier diagnostico que limitara el desarrollo intelectual de su hija, volcando además una fuerza espiritual que sirve de ejemplo a otras familias en situaciones similares.    

Luego de cursar los primeros años de su niñez en una escuela de educación especial para niños con necesidades especiales, su madre enfrentó la dificultad de no poder incluirla en ninguna otra escuela, alcanzados los 9 años; pues según el sistema educacional cubano para personas con discapacidad, no clasificaba para seguir la enseñanza especial. Es así como su madre se encarga completamente de su educación, brindándole un caudal infinito de cariño, nociones de la vida y oficios, herramientas básicas en el crecimiento de cualquier niño. Dentro de su desarrollo, la expresión por medio del arte, especialmente el dibujo, ha sido  una importante herramienta que Taimy ha utilizado  desde niña y que le ha servido como medio de comunicación. Sus obras están repletas de color y formas, unas veces distinguibles, otras solo en planos de color amorfos y entrelazados que se extienden por todo el papel. Motivo reiterado en sus dibujos lo son la representación de elementos de la naturaleza como flores, plantas e insectos, incrustados en planos  que dan la sensación de cavidades y otras veces a manera de mosaicos, creando paisajes singulares en donde la abstracción y la figuración pierden sus límites. Son como islas vírgenes de color que flotan en una dimensión de fantasía.

 

Otra dimensión de la obra de Taimy son sus trabajos en tela. A partir de observar a su madre trabajando en la costura, ella mostró interés y gran habilidad para utilizar los hilos y tipos sencillos de puntadas como lápices de colores. Sus trabajos en tela llevan también implícito su manera de hacer en el papel, entretejiendo formas de diversos colores en pequeños retazos de tela que recoge de los desechos de los trabajos de costura de su madre.